Compromiso con su calidad de vida.

687 781 747 (atención psicológica)
638 103 566 (osteopatía y quiromasajes)
924 318699
info@emeritasalud.es

 


background

Emerita Salud

Nuestra Misión

Brindar servicios especializados en diferentes áreas de la salud, adaptados a las necesidades de cada persona.

Emerita Salud

Nuestra Visión

Incrementar el bienestar y la calidad de vida de nuestros clientes mediante nuestros servicios.

Emerita Salud

Nuestros Valores

Nos comprometemos con valores de respeto, ética, responsabilidad y confidencialidad para con cada una de las personas que requieren nuestros servicios.

Esguinces de tobillo

Un esguince se da cuando el ligamento que es el tejido que une a dos o más huesos de una articulación se distiende o se  rompe. Entre los esguinces o torceduras que ocurren con más frecuencia se encuentra el del tobillo.  Los síntomas que lo caracterizan generalmente se dan en el siguiente orden:

 

  • Dolor: se presenta cuando se da la torcedura y puede incluso durar hasta 72 horas.

  • Hinchazón: es el síntoma que caracteriza a la torcedura.

  • Hematoma:  se presenta sobre todo por la rotura que se da de los vasos capilares y la consecuente acumulación de sangre en la zona.

  • Disminución del movimiento:  es producida por la hinchazón del tobillo.  Es recomendable guardar reposo y poco a  poco ir  retomando la actividad física. 

Un esguince de tobillo puede suceder haciendo deporte, que es la manera más frecuente de presentarse o mientras se realizan las labores cotidianas por ejemplo al caerse, cuando al ir caminando se tuerce el tobillo o cuando después de saltar la persona no cae en una posición normal forzando la articulación para sostener el peso corporal.  La gravedad del esguince depende de cuánto se han distendido los ligamentos o de si se han roto.

Hay tres tipos de esguince:

  • De primer grado  o leve: en el que puede presentarse poco dolor, poca hinchazón y en este caso puede que los ligamentos solamente se hayan estirado.

  • De segundo grado o moderado:  los ligamentos se rompen parcialmente hay hinchazón inmediata y la persona requiere de un periodo de descanso un poco mayor.

  • De tercer grado o graves:  En este tipo de esguince se da la rotura completa de los ligamentos, con un buen tratamiento y un adecuado reposo los ligamentos cicatrizarán sin tener que pasar por el quirófano.


El tratamiento inicial conlleva reposo, hielo, compresión y elevación.

  • Reposo:  es una parte es  una parte esencial del proceso, hay que eliminar totalmente toda la carga sobre el tobillo lesionado.

  • Hielo: Se aplica en periodos de aproximadamente 20 a 30 minutos sobre la zona afectada.

  • Compresión: Es recomendable usar una tobillera o un vendaje. Lo importante es que nunca esté demasiado apretado.

  • Elevación: Conjuntamente con el hielo es conveniente elevar la zona lesionada . Este procedimiento es importante mantenerlo por varios días y siempre con la tobillera o el vendaje puesto.


También existen una serie de ejercicios para fortalecer la zona lesionada, entre ellos encontramos: escribir con el pie, flexión plantar, dorsiflexión, inversión, eversión, fortalecimiento, equilibrio y zigzag.  Es importante tomar en cuenta que estos ejercicios deben realizarse de forma paulatina y sin forzar el pie afectado  ya que un mal ejercicio conllevaría a un retraso en la recuperación.

 


Emérita Salud - Atención Psicológica, Osteopatía y Quiromasajes, Mérida, Badajoz